Calle Méndez Álvaro, 56. 28045 - Madrid
+34 648 20 20 80
gestion@amigosempresarios.es

Vivo sin vivir en mi

ANTONIO CEBRIÁN. PRESIDENTE DE LA AEAE.

Estimados Amigos

Decía en mi anterior articulo de opinión que estamos esperando noticias de Europa, aun entendiendo que sus propios problemas les son más acuciantes que atender los nuestros.

La noticias que nos llegan son esperanzadoras un día y al otro nos llenan de incertidumbre. Hemos leído a Merkel y Macron proponiendo la creación de un fondo de ayuda a la recuperación de los países afectados por el COVID-19, de 500.000 millones de euros, como subvención no retornable, AUN IMPONIENDO condiciones a países como España controlando que el dinero sea destinado a crear riqueza productiva y puestos de trabajo y no a financiar gasto corriente (que alegría, nos iban a obligar a reducir tanto coche oficial y puestos de la Administración duplicados, chiringuitos sociales para mantener amiguetes, etc.)

Dice el refranero español que la alegría dura poco en los pobres.  Así, al día siguiente de la noticia anterior, cuatro países que lideran la oposición a “regalar nada a quien no sabe administrar su patrimonio”, esto es AUSTRIA, DINAMARCA, SUECIA Y PAÍSES BAJOS, impiden que prospere la propuesta anterior.  Y quedamos en un duerme vela que nos impide conciliar el sueño.

Tenemos que recurrir a los versos de San Juan De la Cruz y Santa Teresa de Jesús, y repetir con ellos. “VIVO SIN VIVIR EN MI, PUES SI DE TAL MANERA ESPERO, MUERO PORQUE NO MUERO”. Angela y Enmanuel, POR FAVOR, NO OS OLVIDÉIS DE LOS ESPAÑOLES, aunque seamos responsables de haber elegido al peor Gobierno en el peor momento.

Y estando en esas, el Gobierno socialcomunista sigue impertérrito implantando su programa bolivariano para convertir España bajo los dictados y métodos de sus admirados Chaves y Maduro en la Venezuela Europea.

Hoy amenazan al Poder Judicial, mañana destituyen a los mandos de la Guardia Civil por no plegarse a cometer delito ocultando pruebas o informando de las investigaciones que se realizan por orden de una Jueza Honesta sobre la conducta delictiva de determinados funcionarios o políticos del Gobierno.

Y entre unas y otras arbitrariedades, anunciando con descaro y desvergüenza próximos decretos contra la libertad de los españoles y los derechos de propiedad privada de todos los que han hecho posible con su trabajo y esfuerzo el país que, al menos hasta su llegada al poder, era cuarto en Europa en PIB y bienestar.

Añoraremos que el Emérito Rey Juan Carlos, un día llegue al Congreso, y cuando la ultraizquierda esté en plena diatriba comunista, le espete su mejor y celebra frase a Chavez en noviembre de 2007…

Si acaso la acaba como terminaba la suya Tejero, ¿POR QUÉ NO TE CALLAS, COÑO?

Hasta la próxima.